Anécdotas de guardería.pdf

Anécdotas de guardería

Salvatierra, Javier

Sinopsis: Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habi- tación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, apren- den, comen (íellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible?Todo loque ocurre  en las guarderías es un poco secreto. No es que se trate de material clasificado, pero es posible que no puedas dedicarla mañana a fisgar por la ventana los avances de tu retoño con la plastilina. O que tengas que reprimir tus deseos de llamar cada diez minutos para comprobar si hace pipí en el orinal.Este libro abre la puerta de estas  escuelas para contar todo lo que allí sucede.Por fin descubrirás cómo  se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú  tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.Algunas historias son desternillantes y otras son tiernas. Así que pasa y aprende. Y cuidado, hay enanos por todas partes.

9 Sep 2019 ... Anécdotas de la guardería. 7. Bolsas de tela para contener sus propiedades. Una bolsa para sus cosas limpias (ropa de recambio, artículos para ... Charla-coloquio y panel formativo-informativo del tema a tratar. Reflexionar, compartir experiencias, anécdotas, etc. Propuestas para cursos posteriores. También ...

9.13 MB Tamaño del archivo
9788466653183 ISBN
Anécdotas de guardería.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.mexturismo.com.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Iglesias eleva en el Gobierno un plan de guarderías gratuitas con reforma fiscal. ... Un encuentro que se ha convertido en una de las anécdotas de la jornada más comentadas por su romanticismo. Anécdotas de guardería. por Javier Salvatierra Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo ...

avatar
Mattio Mazios

La más emotiva fue la que incluyó anécdotas comunes con su colega y amigo, ... de informática, como el de Anaya Interactivo, son una segunda guardería. Buy Diario de una mamá pediatra: Consejos profesionales y anécdotas personales para disfrutar de la maternidad (Spanish Edition): Read Kindle Store  ...

avatar
Noe Schulzzo

Anécdotas de ciertas profesiones. Columna de Alvaro Mejía V. Clic para tuitear Alvaro Mejía Q uien escribe se desahoga y comparte sus experiencias con su público, estemos donde estemos podríamos escribir muchos hechos del día, recomiendo escribir, es una buena terapia, pues puede dejar un legado para generaciones futuras, de cualquier profesión o empleo se pueden guardar momentos ...

avatar
Jason Statham

05/06/2020 Anécdotas de guardería. por Javier Salvatierra Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo ...

avatar
Jessica Kolhmann

Anécdotas, apuntes y una que otra jalada. Esta mañana desperté por una pelea felina, Palomo -mi gato cholo-, se batió en un duelo con tres de sus colegas. Me ocurrió un día a la salida de la guardería. Salí de casa con prisa para recogerle y me olvidé la merienda. Hacía un día precioso. Le recogí y nos quedamos en el parque media hora en vez de volver a casa. Pensé, que ya le daría de merendar al llegar. Que no era un drama. Que el niño, con 2 años y medio, no se iba a dar cuenta.